¿Cuál es la diferencia entre la melamina y la madera maciza?

Publicado: 24 Febrero 2021

vs madera maciza

¿Cuál es la diferencia entre la melamina y la madera maciza?

A la hora de elegir un mueble son muchas las dudas con las que tenemos que lidiar. Solo el mero hecho de escoger las piezas que más encajen con la decoración de nuestro hogar, ya es un ejercicio complicado. Elegir los colores, el diseño o el tamaño no son tareas fáciles.

Pero algo más complejo si cabe es tomar una decisión sobre los materiales. Tal vez porque sea un tema demasiado técnico o simplemente porque se nos resulta interesante, decantarnos por una u otra materia prima suele conllevar grandes dificultades. Por eso desde Kion Home hemos decidido crear este artículo para explicarte una de las dicotomías más habituales: las diferencias entre la melamina y la madera maciza.

 


 

¿Qué es la melamina?

La melamina es hoy en día uno de los materiales más utilizados en el ámbito del diseño de muebles. Hay muchos motivos los que han llevado tanto a clientes como a fabricantes a decantarse por este material; sus precios son muy competitivos, son fáciles de producir y dada el volumen de ventas, poco a poco van mejorando sus aplicaciones.

A efectos prácticos, son tableros de madera revestidos con láminas de resina que les confieren algunas propiedades tan interesantes como las siguientes:

·    Alta relación calidad/precio. Gracias a su bajo coste de producción, podemos disfrutar de muebles de la más alta calidad al menor precio.

·      Resistente a productos de limpieza. Al estar compuesta por láminas de resina melamínica, hace que soporte mejor los productos de limpieza que otros materiales como la madera maciza.

·    Material duro y resistente. La densidad del material hace que sea muy difícil de dañar o romper.

·   No es un material poroso, por tanto, no absorbe olores ni colores. Al generar superficies uniformes, no puede captar partículas de ningún tipo.

·    Evita la aparición de bacterias y microorganismos. Igualmente, no permite la aparición de ningún tipo de bacteria.

·   Se manipula con facilidad. Es un material dúctil y maleable que se trabaja cómodamente.

·   Permite cualquier diseño y color. Gracias al punto anterior, se puede adaptar a todos los diseños, colores e impresiones que se requieran.

 

 

Desventajas de la melamina

Sin embargo, hemos de tener en cuenta algunos aspectos antes de decantarnos por la melamina como material de nuestros muebles.  Por un lado, tienes que saber que, a pesar de ser un material muy resistente, si se llega a producir algún daño no se puede reparar. Dada la densidad de sus láminas de resina, si se perfora o se ralla únicamente podremos disimularlo. Pero es cierto que tendrás que esforzarte mucho para hacerlo.

De cara al fabricante, este material obliga a realizar canteos para que los bordes y esquinas queden perfectos. En muchas ocasiones, esto no se realiza para ahorrar costes.  Del mismo modo, cuando las empresas no invierten lo suficiente en el proceso, a la larga los colores se pueden desgastar, quedando a la vista las maderas interiores. No es el caso de Kion Home, donde apostamos por la calidad, priorizando siempre por una estética que acompañe al mueble durante muchos años.


 

Muebles de madera maciza

La madera maciza siempre se ha asociado a los muebles de más calidad y porte, dada su larga tradición. Es entendible que esto sea así, ya que este tipo de material lleva vistiendo las viviendas desde hace siglos. Sin embargo, los avances técnicos y las tendencias de estilo, los han ido relegando poco a poco a un segundo plano.

Tienen algunas limitaciones muy evidentes. A diferencia de la melamina, la madera maciza tiene un coste muy elevado y una resistencia mucho más baja. Su manipulación ha de realizarse con herramientas muy concretas y con procesos casi artesanales para obtener buenos diseños.

Otra de sus grandes desventajas es que la madera es porosa, por lo tanto, es muy sensible a la humedad. Esto quiere decir que no debe instalarse en sótanos, baños o pisos con suelo radiante, salvo que estén muy tratadas. 

En ese sentido, hemos de entender que los muebles de madera maciza necesitan mantenimiento y en caso contrario, los cambios de temperatura y condiciones atmosféricas pueden dañarlos mucho.  Es cierto que su vida útil puede ser mucho más alta que la de la melamina, pero no lo es menos que para conseguirlo tendremos que tratarla con regularidad para que no pierda su buen aspecto. 



Últimas entradas

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para permitir el acceso, mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración para la aceptación de cookies u obtener más información accediendo a nuestra política de cookies